28 de febrero de 2017

Arte habitable... la Casa Gilardi.

"En mi actividad de arquitecto, los colores y las luces han sido siempre una constante de fundamental importancia. Ambos son elementos base en la creación de un espacio arquitectónico, ya que pueden variar las concepciones del mismo." Luis Barragán.


Obra: Casa Gilardi.
Arquitecto: Luis Barragán
Ubicación: Tacubaya, Distrito Federal (México)
Año: 1976
Axonométrica Casa Gilardi

Pocas veces los arquitectos o interioristas tenemos la posibilidad de ser completamente libres al momento de crear “espacios habitables”. Sobre todo, porque quienes habitan esos espacios son otras personas con costumbres, gustos y hábitos propios que pueden llegar a diferir mucho de los deseos creativos que queramos expresar. Éste no es el caso.

La Casa Gilardi es la última casa construida en su totalidad por el legendario arquitecto mexicano Luis Barragán, quien se inspiró para diseñarla en el majestuoso árbol de jacarandá que había en el terreno.

casa gilardi jacarandá
Árbol de jacarandá en el patio interior.

Es un manifiesto a la creatividad de un ferviente apasionado amante del color. Sus espacios, el flujo entre cada uno, la manera de relacionarse y como interactúan con la luz son una mágica sinfonía que deleita a los sentidos. Porque, si bien los seres percibimos el mundo con todos los sentidos, es la vista la que predomina e influye sobre los demás. Y, cuando ésta es bombardeada por estímulos deliciosos, no queda otra que rendirse a la experiencia y dejarse seducir.

pasillo hacia la piscina
Pasillo amarillo que conduce a la piscina interior

piscina interior
La luz natural ingresa en este espacio generando efectos diferentes según la posición del sol

Esculturas esféricas en el patio.


Un ejemplo claro de la arquitectura concebida como una “obra de arte vivible”. Te invito a recorrerla en el siguiente video.



Gracias por prestarme tus ojos durante este ratito. ¡Qué tengas una excelente y creativa semana!

Flor



21 de febrero de 2017

¿De dónde viene la inspiración?

Los momentos extraordinarios se construyen de un montón de momentos cotidianos y ordinarios.


Reflexiones de un domingo gris durante "mi tiempo entre costuras"...

De pronto, vuelven a mí los recuerdos de las tardes de lluvia en Misiones. Esa lluvia bendita que refresca en un muy caluroso verano y el olor a la tierra colorada humedeciéndose. La tía China y doña Tomasa están cosiendo, sentadas en la galería de mi casa de Posadas. Y jugando junto a ellas, sin querer, estoy aprendiendo a dar mis primeras puntadas. Para que dejara de molestarlas, me dan un retazo de tela y la tía me enseña a surfilar. ¿Surfi..qué? ¡Surfilar!

mate elefante y lanas

En mi imaginación, tomo unos mates ricos con esos fragmentos del pasado. Y con la abuela modista y con la abuela bordadora. Aquellas Marías que jamás pude conocer personalmente pero de quienes, además del nombre, heredé la pasión por crear cosas bellas.

Cuando decido emprender este nuevo desafío, una de las primeras cosas que me pasan al volver a Buenos Aires es recibir un regalo inesperado: una bolsa enorme repleta de lentejuelas, canutillos, hilos y paillettes que pertenecían a mi abuela paterna. La tía María Elisa (si… somos muchas Marías en la familia) la encuentra cuando hacía limpieza en uno de sus armarios. Por más de 30 años esas cosas esperaban latentes por alguien les devolviera la oportunidad de brillar. Estaba recibiendo un tesoro, para mí, invaluable. La posibilidad de conectarme con la abuela María de la Cruz a través de compartir algo que a ella le encantaba: bordar.

sobre bordado a mano

Lo tomé como una señal indudable de que mis manos no iban a coser ni bordar solas nunca más, porque en realidad jamás lo hicieron. Y hoy me doy cuenta que esto es mucho más grande. Que somos no solo la suma de nuestras capacidades y deseos, sino también la suma de las capacidades y sueños de quienes estuvieron antes que nosotros.
logo mumuna
De las historias de las mujeres de mi familia, de su sensibilidad e inquebrantable fortaleza, de sus “tiempos entre costuras” con mates ricos y anécdotas, de esa chispa que sentían en el alma cuando creaban se alimenta este sueño que emprendo hoy: Mumuna. Mi pequeño y humilde homenaje para aquellas quienes hacían de cada obstáculo ¡magia de la más bella!

colibrí y flores
Mientras estamos siendo en el presente, unimos eslabones de lo que fue y de lo que anhelamos que sea. Y cuando, por un breve instante, esos tres momentos colisionan y la luz de la posibilidad le gana la batalla al ogro del “no se puede” vemos como se manifiesta aquello que tanto deseamos.

Nos damos cuenta de que la magia existe y que, más allá de que la suerte haya o no pasado a visitarnos, somos nosotros los hacedores de milagros.


Gracias por prestarme tus ojos por un ratito… ¡que tengas una excelente y creativa semana!

Flor


Imágenes: Mumuna


14 de febrero de 2017

Hablemos de estilos… Shabby Chic.

Hace varios años que este estilo es uno de los preferidos para decorar espacios. Debido a su luminosidad y versatilidad, es el elegido por los amantes de los objetos y muebles “con historia”.

Rachel Ashwell
Rachel Ashwell es la creadora del Shabby Chic

Para comprenderlo un poco mejor, a continuación vemos las principales características del femenino y delicado estilo Shabby Chic.

Inspirado en las antiguas casas de campo inglesas, y por tener como principal intención el uso de antigüedades y mobiliarios de segunda mano, este estilo logra convertir los espacios es cajas de recuerdos donde lo bello es atemporal.

comedor shabby chic

El Shabby (desgastado) Chic (sinónimo de elegancia) no se rige por tendencias de actualidad, es sencillamente una hermosa manifestación de lo sutil y lo acogedor. Cada pieza está perfectamente colocada y cada elemento tiene su razón de ser.


dormitorio baño y comedor

Iluminación: estas estancias suelen ser gozar de una privilegiada iluminación natural, reforzada por luminarias antiguas como arañas de caireles o con pantallas tapizadas con estampados diversos.

shabby chic living blanco

comedor shabby chic turquesa blanco

Uso del color: rosa, verde, amarillo o azul en tonalidades pasteles, teniendo el color blanco como punto de partida. Paredes y muebles con aplicación de acabados en técnicas patinadas o que asemejan estar avejentadas por el tiempo.

mueble con patina dorada

Las flores: de diferentes tipos, colores y tamaños se hacen presentes en casi todos los estampados y tapices. De igual forma en estado natural para complementarla decoración de los espacios. Las más utilizadas: rosas, hortensias y gardenias, entre otras.

shabby chic cocina flores


living shabby chic

Mobiliario: las palabras ‘’reciclar’’ o ‘’segunda mano’’ son la clave del estilo. Utilizar piezas y complementos antiguos es, sin duda alguna, el detalle que no debe faltar en un diseño de este tipo. Un clásico son los sillones de estilo Luis XV o las mesitas y sillas Luis XVI.


Luminosidad, eclecticismo, delicadeza y estampados florales sintetizan la estética del Shabby Chic.


En los espacios decorados con este estilo ningún elemento es huérfano, todo tiene su función, belleza e historia. 

shabby chic desayunador verde y blanco

Gracias por prestarme tus ojos durante este ratito... ¡qué tengas una excelente y creativa semana!

Flor


Fuente: Shabby Chic